En la friendzone de los pasatiempos

En un post anterior hablé ligeramente acerca de este tema, pero en esa ocasión me enfocaba más en los videojuegos, así que quisiera retomarlo y tratarlo más ampliamente. Existen temas polémicos, como el de la sexualidad o el suicidio, de los cuales las personas evitan hablar, pero creo que hay otros temas, tal vez incluso más personales, de los cuales quienes tenemos alguna discapacidad evitamos siquiera pensar… o al menos ese es mi caso. Y es que, al no haber una solución factible, pensar en ello sólo traería desánimo y tristeza, sirviendo nada más para poner una carga innecesaria sobre los hombros.

moving-boxes

Si me lo preguntaran, diría que una de las cosas más pesadas de tener alguna discapacidad es el que tus gustos se vean limitados, cortados en la mayoría de veces. Esto puede ser un poco difícil de explicar, así que mejor déjame darte unos ejemplos. Una de mis grandes pasiones es el fútbol, en verdad disfruto mucho viéndolo, pero daría casi lo que fuera por también poder jugarlo. Creo que no hay día en el que no me imagine, al menos por unos segundos, jugando fútbol, de pie en una cancha, corriendo con el balón y pateándolo, y es realmente duro pensar que esto nunca pasará.

Tal vez al mismo nivel esté uno de mis videojuegos favoritos, Minecraft, del cual veo videos a diario, pero que de verdad resulta difícil explicar lo frustrante e incluso doloroso que puede ser el pensar que nunca lo podré jugar normalmente, como quisiera y como la gran mayoría puede hacerlo. Un último ejemplo menos intenso, pero que podría explicar mejor de a lo que me refiero, es el de los cubos rubik’s; hace un tiempo descubrí este gusto por ellos, pero, si bien puedo manejar con trabajo el clásico cubo 3x3x3, de poco serviría que me adentrara como quisiera en este mundo puesto que no puedo con la mayoría de cubos y movimientos que estos requieren.

maxresdefault

Sé que todos estos ejemplos pueden parecer tontos y superficiales, pero lo realmente importante aquí es el hecho de no poder disfrutar libremente de lo que me guste, sea lo que sea. Como lo dije en un principio, este es un tema pesado del cual prefiero no pensar mucho ya que puede ser más duro de lo que dejo ver. Sin embargo, como puedes ver por lo corto de los ejemplos, no es algo en lo que me centre mucho, prefiero tratar de disfrutar al máximo de aquello que sí puedo hacer. Tal vez eso explique por qué me la paso horas y horas en YouTube, o por qué veo y acumulo tanto anime.